Correr Con Cochecito: 14 Consejos + Guía De Seguridad Para Padres

Si eres un corredor y un padre primerizo (o reincidencia), la idea de recorrer algunas millas con tu pequeño diablillo y correr con un cochecito suele ser bastante atractiva.

¡Puedes hacer tu entrenamiento de carrera mientras pasas tiempo con el bebé, genial!

Pero prepararse para correr con un cochecito y ajustar tus entrenamientos para tener en cuenta el cochecito, es todo un arte en sí mismo.

Para este artículo, nos sentamos con médicos, entrenadores de carrera y otros padres para armar una guía completa para correr con un cochecito. Vamos a ver:

  • ¿Cuándo es seguro y apropiado comenzar a correr con un cochecito?
  • Nuestros 13 Hacer y No hacer en Carreras con Cochecitos, incluyendo:
  • Qué llevar contigo,
  • Cómo ajustar tu forma de correr para correr con un cochecito,
  • Cuánto afectará un cochecito a tu rendimiento,
  • Consejos adicionales de seguridad para correr con un cochecito,
  • ¡Y nuestros cochecitos para correr recomendados!

¿Listo?

¡Vamos a sumergirnos!

¿Cuándo es Seguro Comenzar a Correr con un Cochecito?

Aunque por lo general es seguro que las nuevas madres vuelvan al ejercicio regular aproximadamente seis a ocho semanas después del parto, la Academia Americana de Pediatría (AAP) no recomienda correr con un cochecito hasta que tu bebé tenga al menos seis meses y pueda controlar su cabeza y cuello de forma independiente.
Esto se debe a dos razones:

  • Tu bebé debe estar sentado erguido cuando estás corriendo con él, para estar cómodo y seguro. Los bebés menores de seis meses no tienen la fuerza en el cuello o la cabeza para estar en esta posición cómodamente.
  • Correr con el bebé es bastante más accidentado que dar un paseo suave, ¡y los bebés pequeños prefieren mucho los viajes suaves, no las aventuras campo a través!

Como nuevo padre, probablemente estés desesperado por salir y empezar a registrar algunas millas, y hacerlo con el bebé a cuestas es una situación ganar-ganar, ya que estás cuidando al niño y haciendo ejercicio.
Pero no olvides estos tres requisitos previos antes de salir corriendo por la puerta con tu pequeño:

  1. Mamá debe haber recibido la autorización para hacer ejercicio por parte de su médico o ginecólogo.
  2. El bebé debe tener 6 meses y sentirse cómodo sentado en posición erguida.
  3. Importante: Usa un cochecito de correr real, no solo tu cochecito habitual para caminar.

Los cochecitos para caminar tienden a ser pesados en la parte superior y sorprendentemente inestables si intentas correr con ellos.

Los cochecitos para correr están diseñados específicamente para ir a velocidad y son extremadamente estables (echa un vistazo a nuestras recomendaciones al final de este artículo).

Aunque un segundo cochecito es definitivamente un gasto adicional, trátalo como una inversión en tu salud, ¡y piensa en el dinero que podrías ahorrar en tarifas de niñeras ya que llevas al bebé contigo!

Los 13 Hacer y No Hacer de Correr con un Cochecito

Correr con un cochecito
Correr con un cochecito para correr por primera vez puede presentar varios desafíos nuevos e inesperados.
Mucho viene con correr con un bebé. No solo el aspecto físico es más exigente, sino que también tienes mucho más en qué pensar y planificar.

Tus carreras, al igual que tu vida, nunca serán las mismas.

¡Pero ten valor! Estos consejos para correr con un cochecito te ayudarán a prepararte mejor para correr con tu nuevo pequeño compañero.

1. No te Exijas Demasiado

Hacer ejercicio después del bebé ya es un gran ajuste para tu cuerpo. Además, tienes que aprender cómo serán las carreras, con el peso adicional de tu cochecito para correr. Es importante ir despacio al principio, para que tu cuerpo y tu bebé puedan adaptarse.
En promedio, puedes esperar que tu ritmo sea aproximadamente un minuto más lento por milla.

Recuerda no dejarte desanimar por un ritmo más lento.

Aquí tienes por qué: el cochecito para correr proporciona algo de entrenamiento de resistencia y te ayuda a quemar más calorías. Además, al igual que con cualquier otra cosa, cuanto más corras con tu cochecito, más fácil será.

En lugar de enfocarte en tu ritmo, intenta sintonizar con tu Tasa de Esfuerzo Percibido (RPE) – ¡básicamente tiene en cuenta el esfuerzo adicional de llevar el cochecito a todas partes!

Relacionado: 8 Estrategias para Vencer el Sobreentrenamiento

2. Empaca de Manera Adecuada

Una vez que tu bebé tenga la edad suficiente para salir a correr de forma segura, tendrás una buena comprensión de las cosas que debes empacar, específicas para tus necesidades.
Por supuesto, siempre es importante llevar lo que tu bebé necesita, pero tampoco querrás sobrecargar tu cochecito con artículos innecesarios.

La Dra. Alison Marie Helms, Entrenadora Personal Certificada /Entrenadora de Corredores y Especialista en Ejercicio Correctivo durante el Embarazo /Posparto, sugiere siempre tener bocadillos a mano.

Ella dice: “¡Esto es más apropiado cuando tus hijos son un poco mayores, pero los bocadillos mantendrán a tu pequeño ocupado y feliz mientras tú acumulas tus millas!” Otras cosas a considerar empacar son:

Empaque para el Bebé

  • Bocadillos
  • Un cambio de ropa
  • Pañales y toallitas húmedas
  • Leche materna o fórmula
  • Chupete
  • Gorra de sol / gafas de sol / protector solar según el clima lo dicte.

Empaque para Mamá o Papá

Cuando salgas a correr con tu pequeño, probablemente seas más cauteloso que cuando vayas solo.
Aquí tienes algunas cosas que querrás recordar:

  • Abundante agua
  • Bocadillos energéticos
  • Dinero
  • Un teléfono con la batería cargada

Probablemente deberías dejar los auriculares en casa, a menos que estés escuchando un podcast tranquilo en un oído; es probable que escuchar algo mientras corres con un cochecito te distraiga, te haga desconectar de tu entorno o no escuches a tu bebé cuando necesite atención.

3. ¡Mantén los Neumáticos Inflados!

¡La Dra. Helms dice que es un consejo sencillo, pero tan importante!
A diferencia de los cochecitos regulares, tu cochecito para correr generalmente tiene neumáticos estilo bicicleta que debes mantener inflados al nivel recomendado por el fabricante. Esto suele ser fácil de hacer con una bomba de bicicleta barata.

Si tienes neumáticos poco inflados, ¡sentirás como si estuvieras empujando al bebé cuesta arriba todo el tiempo!

Running with a stroller

4. No Cambies tu Forma de Correr

La Dra. Helms afirma: “Estudios biomecánicos recientes han demostrado que sostener con ambas manos imita más de cerca la zancada natural”.
Aunque recomienda sostener con ambas manos, no hay nada de malo en ocasionalmente usar solo una mano.

Pero ella aconseja: “Si decides optar por sostener con una sola mano, asegúrate de cambiar a menudo”.

Relacionado: Explicación de la Forma Correcta de Correr

5. Bloquea la Rueda Delantera

Una de las cosas a tener en cuenta al comprar tu cochecito para correr es la rueda delantera.
Algunos tienen una rueda delantera fija, mientras que otros tienen un interruptor que te permite bloquear y desbloquear la rueda delantera.

Si tu cochecito para correr tiene la opción de bloqueo de la rueda, siempre querrás asegurarte de que esté bloqueada antes de comenzar tu carrera.

Hacerlo evitará que tu cochecito gire inesperadamente y facilitará la carrera.

¿Dando un paseo suave? Siéntete libre de desbloquear la rueda para una mejor maniobrabilidad.

Relacionado: 13 Consejos Para Equilibrar Ser Corredor y Tener Hijos

10. Sal de la Acera

Correr con un cochecito
Uno de los grandes beneficios de un buen cochecito para correr es que tienden a ser bastante versátiles: son adecuados para una variedad de terrenos*.
*¡siempre que no esté demasiado lleno de baches!

Si tienes algunos senderos suaves y perdónicos o tranquilas carreteras secundarias cerca, un buen cochecito para correr puede navegar fácilmente por estos.

Lo mismo ocurre con los parques urbanos y las pistas al aire libre: ¡un buen cochecito para correr se puede usar en cualquier terreno seguro y no demasiado lleno de baches!

11. Protege al Bebé del Clima

En clima más frío, siempre recuerda mantener a tu bebé abrigado. Dependiendo de dónde vivas, es posible que incluso desees considerar comprar un protector contra el clima para tu cochecito para proteger a tu bebé del frío y el viento.
En días más cálidos y soleados, puede ser buena idea ponerle protector solar a tu bebé. Lo más importante, si hay condiciones climáticas extremas, querrás acortar tu carrera para mantener a tu bebé seguro y saludable.

Relacionado: Guía para Correr en Clima Frío y Correr con Calor

12. Cuidado con las Zonas Montañosas

Acostumbrarte a empujar tu cochecito para correr llevará tiempo.
Por lo tanto, vale la pena ser amable contigo mismo y quedarte en rutas más planas.

Una vez que estés aclimatado a correr con un cochecito, puedes probar un entrenamiento en colinas. Solo recuerda comenzar poco a poco y siempre involucrar tu núcleo.

13. Recompénsate + Planifica Descansos

Correr con un cochecito es difícil.
Recuerda disfrutar este tiempo y tener paciencia contigo mismo y con tu bebé.

Whitney Heins, entrenadora de running y fundadora de The Mother Runners (¡y colega escritora en Marathon Handbook!), aconseja tener paciencia y entender que puede haber paradas frecuentes.

Habrá mucho tiempo para entrenar, pero este tiempo con tu bebé es corto.

Heins recomienda terminar en algún lugar divertido como el parque o una heladería. “Esto les da a los niños mayores (niños pequeños) un incentivo para llegar hasta el final. También hacíamos paradas divertidas en el camino y jugábamos muchos juegos”.
Correr con un cochecito

14. Sigue con Rotación de Tronco y Zancadas Extras

La Dra. Helms comenta sobre una investigación realizada por Sullivan et al.
“Las dos principales diferencias entre la biomecánica de correr con y sin el cochecito fueron una disminución en la rotación del tronco y la extensión de la cadera.

No es sorprendente que correr con un cochecito disminuya la contrarrotación a través de los hombros. Curiosamente, esto no mostró ningún efecto en la rotación de la pelvis.

Sin embargo, los autores sugirieron que con el tiempo podría ocurrir una disminución en la rotación general. Por lo tanto, agregar rotación adicional a tu entrenamiento podría ser beneficioso.

También hubo una disminución en la extensión de la cadera debido a una inclinación hacia adelante mayor en las caderas. ¡Ten mucho cuidado de no encorvarte demasiado sobre tu cochecito también!

Doy a mis atletas que corren regularmente con un cochecito ejercicios/zancadas adicionales antes o después de correr para practicar esa agradable inclinación hacia adelante de todo el cuerpo.

La forma más sencilla es separar el cochecito y correr unas cuantas zancadas hacia adelante y hacia atrás frente a tu bebé.

¡Empieza a motivarlos desde temprano para que sean tus animadores!”

Correr con un Cochecito: Consejos de Seguridad Adicionales

Correr con un cochecito
La mayor preocupación para cualquier nuevo padre es la seguridad de su hijo.
Aquí tienes algunos consejos para mantener a ti y a tu bebé lo más seguros posible:

  • Realiza mantenimiento rutinario: hacer mantenimiento rutinario en tu cochecito te ayudará a detectar posibles peligros.
  • Asegúrate de que tu hijo siempre esté correctamente sujeto en su arnés de seguridad.
  • Corre solo con cochecitos diseñados para correr.

Nuestras 3 Principales Recomendaciones de Cochecitos para Correr

1. Cochecito para Correr Thule Urban Glide 2

Correr con un cochecito: 13 Consejos + Guía de Seguridad Para Padres 1

El Thule Urban Glide 2 es el cochecito para correr de gama alta preferido por los padres que quieren acumular millas con sus hijos.

Thomas Watson, fundador de Marathon Handbook, comenta:

“¡He estado corriendo consistentemente con el Urban Glide 2 desde que nuestro hijo tenía 6 meses, y me encanta! Regularmente lo llevamos por los senderos cerca de nuestra casa, ¡y ha resistido en la nieve y el hielo también!

La conducción suave del Urban Glide 2 lo hace súper divertido de correr, y las características como el freno de giro y el manillar ajustable, así como la colocación de los bolsillos, claramente han sido diseñadas pensando en los padres corredores.

¡Echa un vistazo a nuestra reseña completa del Thule Urban Glide 2, o nuestra reseña en vídeo a continuación!

2. Cochecito para Correr BOB Gear Revo Flex 3.0

Correr con un cochecito

Los cochecitos BOB son una marca consolidada y son amados por muchos debido a su durabilidad, sistema de suspensión y características adicionales.

El Revo Flex 3.0 tiene un manillar ajustable, sistema de suspensión de bicicleta de montaña y es extremadamente ligero.

También es compatible con varios asientos de automóvil diferentes y tiene mucho espacio en su compartimento de almacenamiento inferior.

3. Cochecito para Correr Baby Jogger Summit X3

Correr con un cochecito

El Baby Jogger Summit X3 es ideal para aquellos que buscan un cochecito híbrido. Tiene estabilidad todo terreno. Sus características más destacadas son un freno de mano que controla el freno trasero y un control del manillar para bloquear y desbloquear fácilmente la rueda delantera. También es extremadamente popular por su toldo para el clima con protección UV 50+.

Volver a una rutina regular después de tener un bebé es un desafío. Como corredor,

entrenarte para correr adecuadamente con un cochecito para correr puede ser aún más desafiante.

Pero, con los consejos anteriores, ¡deberías poder ponerte en marcha y seguir entrenando para obtener tu mejor rendimiento!

Relacionado: Consejos para Correr Después del Parto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *